Noticias

Directora de la Organización Interprofesional del Vino de España (OIVE) desde 2017, lleva vinculada al sector vitivinícola desde 1995 que comenzó en la Federación Española del Vino como Directora de Comunicación y posteriormente como Vicesecretaria General.

Ha tenido la suerte y el privilegio de trabajar en diferentes áreas del sector que abarcan desde la promoción exterior y el comercio internacional, hasta la regulación, la parte técnica y la RSC sectorial, y siempre en contacto con los operadores del sector.

Ese conocimiento global es un elemento clave para coordinar el trabajo de OIVE, una organización que agrupa a las entidades representativas de la cadena de valor del sector vitivinícola español, tanto de la rama de producción como comercialización, y que busca superar los retos a los que debe enfrentarse a través de la unión y el consenso

– ¿Cómo conociste el vino de Valdepeñas? ¿Cuál fue tu primera experiencia con nosotros?

Es una de las denominaciones históricas de nuestro país por lo que creo que la conozco desde siempre. Cuando uno escucha Valdepeñas sólo puede pensar en vino. Quizá mi primer acercamiento fue en el plano familiar cuando mis padres tenían la sana costumbre de comer y cenar con un vaso de vino. En Madrid, los vinos de Valdepeñas han estado muy presentes tanto en los hogares como en la hostelería.

– ¿Qué te parece el estilo que tienen los vinos de Valdepeñas hoy?

Los vinos de Valdepeñas han sabido evolucionar y mejorar desde la viña a la elaboración y la presentación. Tenemos Valdepeñas clásicos, clásicos renovados y modernos, pero sin perder su esencia. En general, las denominaciones de origen en España han supuesto un motor de desarrollo y un salto cualitativo tanto a la calidad como el cuidado de nuestro patrimonio vitivinícola.

Resaltaría de Valdepeñas, en los últimos años el esfuerzo por escuchar y atender los gustos del consumidor y en la forma de comunicarse con el cliente, ya que tanto el Consejo Regulador como los productores están utilizando un lenguaje cercano, orientado a la gente más joven, un target que debemos recuperar entre todo el sector.

– ¿Qué les dirías a los que no los han probado?

Si son consumidores de vino habituales y, por alguna razón, no los han probado, sin duda que les den una oportunidad. En Valdepeñas existen buenos ejemplos de productores que están trabajando por ofrecer calidad y personalidad en sus elaboraciones. Por otro lado, para los que se están iniciando o tienen curiosidad por el vino, Valdepeñas es una buena puerta para entrar en este mundo por su gran variedad de estilos, variedades de uva tanto nacionales como foráneas.

– ¿Cómo se pueden definir los vinos de Valdepeñas en una frase?

Vino es a Valdepeñas como Valdepeñas es a vino.

Los vinos de Valdepeñas son parte de la historia del vino de España y un claro ejemplo de cómo el sector vitivinícola es pilar fundamental en el plano económico, social y cultural.     

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos requeridos están marcados *

Publicar comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.