Noticias

Entrevista a Florencio Rodríguez, secretario general de ASAJA Ciudad Real, y miembro de la Junta Directiva de la Denominación de Origen Valdepeñas.

¿Cuál es la historia y la finalidad de su asociación?

La Asociación de Jóvenes Agricultores y Ganaderos (ASAJA) nació en 1989 tras el acuerdo de fusión de CNAG, CNJA y UFADE. Lo hizo para representar, gestionar, defender y fomentar los intereses profesionales del sector agrario de forma independiente. Desde el principio el sector agrario de la provincia de Ciudad Real se consolidó rápidamente y hoy es la organización profesional agraria más importante de la provincia y una de las más sólidas del ámbito nacional.

ASAJA cuenta con una sede nacional, 15 centros regionales, 40 oficinas provinciales y 810 oficinas locales, además de una oficina de representación permanente en Bruselas.

Su objetivo es la defensa de las explotaciones familiares y empresas agrarias bajo cualquier forma de iniciativa privada, y su desarrollo como actividad económica viable, buscando la mejora de las condiciones de acceso de los jóvenes al ejercicio de la actividad, su capacitación y formación profesional. Pretende impulsar la competitividad y rentabilidad de las explotaciones agrarias, concienciando a la sociedad y exigiendo a los poderes públicos la potenciación y defensa del sector agrario, especialmente de las mujeres y los jóvenes del ámbito rural.

 

¿Cuántos asociados tiene en el ámbito de la DO Valdepeñas?

ASAJA tiene alrededor de 1.800 socios en el ámbito de la DO Valdepeñas

 

¿Qué características destacan en el viñedo de esta DO?

Viñedos muy equilibrados y de mucha calidad, donde la superficie de regadíos no abunda y solo se desarrollan con riegos de apoyo, lo que determina una producción muy controlada. No se deja una gran carga a los racimos, con superficies de varietales con un bajo tanto por ciento que vienen muy bien para las mezclas para ciertos tipos de vino.

 

¿Qué le diría a alguien que todavía no ha probado los vinos de Valdepeñas?

Me dirigiría a ellos diciéndoles que mejoren consumiendo y diferenciando la calidad de los vinos que se hacen ahora. Debemos destacar el esfuerzo que están haciendo los productores y comercializares en los últimos años. Algo que se traduce en que nuestros vinos se puedan comparar y no tengan nada que envidiar a vinos de otras regiones con fama y que pueden estar más valorados. Les diría: pruébalos, y llévate una gran sorpresa.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos requeridos están marcados *

limpiar formularioPublicar comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.